Y LLEGÓ SAMUEL – PARTE 2

Y LLEGÓ SAMUEL – PARTE 2

Parte 1 aquí: https://relatoteca.com/y-llego-samuel/

¡Hola Familia! ¿Cómo estáis? Espero que muy bien. Yo, la verdad, que estoy genial.

Hace mucho que no os escribo porque siempre se me pasa pero hoy no quería olvidarme de contaros cómo va todo por aquí. Las cosas han ido mejorando bastante y, ya llevo casi un año sin tener que estar en casas de acogida, así que podéis imaginar lo feliz que estoy de tener mi cuarto, mi cama y a mi madre. No tener que estar con la maleta hecha y temiendo que servicios sociales venga de nuevo.

Ella ya está rehabilitada, bueno, en el programa nos dicen que eso es una batalla diaria y que no termina nunca pero sé que esta vez es la buena. Ahora se preocupa por mí, demasiado y todo, y sobre todo se cuida. Hace cosas de una madre normal como ir al supermercado, trabajar y hace lo que puede para ayudarme con los deberes. Todo es tan distinto a cuando nos vimos la última vez. Ahora es perfecto.

Me encantaría que un día podamos vernos todos y la conozcáis. Es maravillosa y me recuerda tanto a ti, Diana. Siempre le digo que tenéis que conoceros porque seríais buenas amigas. A ver si podéis venir por aquí un fin de semana de nuevo y lo pasamos juntos. ¡Quiero volver a veros! ¡Que Quique debe estar enorme ya!

La verdad que mi madre se sorprende que todavía me acuerde de vosotros porque dice era muy chico pero, cuando pasas el mejor verano de tu vida, no se olvida fácilmente. Me gustaría recordarlo todo o que se hubiera grabado en una película para poder verlo con ella y que sepa que, cuando ella no estaba, yo también fui feliz. Me pasaba los veranos soñando con que me volviera a tocar con vosotros, pero bueno, no tuve esa suerte. Aunque todas las familias han sido buenas, vosotros sois los mejores. Y ya me han dicho algunos amigos de los centros de acogida que eso es una suerte.

Yo, de mayor, quiero ser cómo vosotros y tener en mi casa a niños que han tenido algunos problemas como yo. Por eso intento sacar buenas notas en el instituto para poder seguir estudiando y tener un trabajo y formar una familia tan bonita como la vuestra. ¡Sois muy pro!

Bueno, que no me enrollo más, que tengo que estudiar para el examen que tengo y, como siga así, se me va la tarde. Por favor, escribidme y miramos un finde para que lo pasemos juntos, ¿vale?

Os quiero mucho y tengo muchas ganas de veros a los tres.

Un besazo enorme y, como os digo siempre, gracias por darme una oportunidad aquel verano y por seguir queriendo sabe de mi después de tanto tiempo.

¡Hasta pronto! ¿Vale?

Si te gusta, comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.