UN NUEVO MUNDO

UN NUEVO MUNDO

— ¡Buenas tardes, doctora! Gracias por atenderme con tanta premura y hacerme un hueco en su agenda. De verdad, es importante porque siento que mi relación se va al traste. Siempre tenemos tanta cuestiones que tratar y nunca le he dado importancia a esto pero parece que Sergio no opina como yo. No sé qué le ha pasado pero anoche explotó. Primero empezó a piropearme mientras hacía la cena y yo, pues, estaba a lo mío. Le pregunté qué iba a beber y, de repente, empezó a soltarme un monólogo sin gracia donde incluso confesó que tenía la cuenta de los días que hacía que habíamos tenido nuestra relación sexual. ¡Joder! ¡Que memoria! No sé cómo le puede dar tanta importancia a eso.

— ¿Y cuándo fue esa última relación? —  preguntó la psicóloga mientras tomaba notas en su libreta.

— Pues, según detalló, hacía 168 días — contestó Helena.

— ¿Y a ti te da la sensación de que hace mucho? ¿Lo echas de menos? ¿Lo necesitas?

— No he pensado nunca en ello, la verdad. No sé… Si él no comienza, pues yo no me pongo. Es que me da un poco de corte hablar de esto contigo, pero creo que es necesario porque para mi nunca ha sido un problema pero, después del discurso de ayer, parece que para él si. No sé cómo ha esperado tanto para decírmelo, que esa es otra. No somos muy activos sexualmente hablando y, desde luego, yo no voy contando los días. Tampoco es que lo eche de menos, vamos, que ni pienso en ello, ni lo necesito. A mi me basta con un beso, un abrazo… lo demás… me da igual

— Y, bueno, ¿dirías que te sientes atraído por tu pareja? — dijo la psicóloga a la vez que apartaba la libreta.

— Pues, claro, yo le quiero. Me gusta estar con él, quiero que hagamos cosas juntos, me divierto, nos reímos, me complementa… ¿te refieres a eso, no? — añadió Helena dubitativa.

— Helena, creo que necesitarías ayuda con algunos conceptos. Por lo que me dices te refieres más a sentimiento de amor, de amistad, de compañía. Yo me quiero referir a algo más. Quizás sería buena idea que te informes un poco sobre estos conceptos: atracción sexual, deseo, asexualidad. Además te puedo recomendar un par de libros sobre estos temas que te van a ayudar. ¿Te parece?

— Pero, ¿Qué es lo que me pasa? ¿eso no es lo normal? ¿estoy enferma? La verdad, Sara, no entiendo nada. ¿Me ayudarás?

Y así fue como Helena salió con dos libros en su lista de Amazon dispuesta a comenzarlos en cuanto le llegaran al día siguiente y más dudas en la cabeza de las que tenía al entrar. Se acababa de abrir todo un mundo nuevo ante ella.

Si te gusta, comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.