LA SILLA VACÍA

LA SILLA VACÍA

La silla vacía le esperaba en el centro de la habitación. El calor era exasperante y el pequeño ventilador de la esquina no ayudaba a sofocar ese fuego interno. Quería ensayar aquel baile para él y sorprenderle en la noche de bodas. Comenzó a sonar la canción elegida, apoyo el pié derecho en ella y comenzó a contornearse acordé al ritmo. Un paso en falso y la silla de tambaleó, ella perdió el equilibrio y también cayó. Fue el presagio de lo que sería su matrimonio pero ella, desafortunadamente, no lo percibió.

Participación para el concurso de @microrrelatosies que debía comenzar con la frase:

La silla vacía le esperaba en el centro del habitación

Si te gusta, comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.