FUNDIDO A NEGRO

FUNDIDO A NEGRO

Siento calor. Mucho. Huele mal. Humo. Ojos llorosos. Cae una viga del techo. Me roza. La esquivo. Grito pero nadie responde. ¿Estoy solo? Me ahogo. Tapo mi boca con una almohada y busco una salida. La rendija de la puerta me confirma que no es la solución. La ventana. No tengo fuerzas para abrirla. Exprimo mi energía y la abro. Grito. ¡Fuego! Caigo. Fundido a negro.

Sirena. Nos uniformamos. Carreras y prisas. Más sirenas. No hay semáforos ni señales que nos detengan. Urgencia. Mangueras. Escaleras. ¿Está habitado? Nadie responde. En la cuarta planta se ve una persona. Grita. ¡Fuego! Se tira. Fundido a negro.

Ejercicio propuesto por @microrrelatosies

Si te gusta, comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.