DE PERROS Y DUEÑOS

DE PERROS Y DUEÑOS

¡Guau! Tiene pinta de que hoy toca de nuevo veterinario y soy de los pocos perros que le gusta. Siempre que voy me miman, me toquetean por todas partes y, aunque algunas de las cosas que me hacen no me terminan de gustar, lo mejor es la recompensa final. Siempre hay una chuche perruna esperándome. Incluso, a veces, mi dueña me compra algún juguete. Hoy va a ser un gran día. Y si me encuentro con Oreo ya será redondo. Ojalá.

¡GrrrRRrr! Ya ha sacado mi dueño la correa negra. Eso solo puede significar que toca lo que toca… la leche del veterinario. Le odio. A él y a la chica que nos recibe con la sonrisa falsa, que se pensará que me engaña con dos caricias y tres carantoñas. Si sé que me vas a mirar hasta donde yo no me llego. No me gusta. No quiero. Quizás si llueve mi dueño cancele la cita… que eso ya lo ha hecho otras veces. O, por lo menos a ver si me encuentro con Nala, eso si estaría muy bien. Ojalá.

¡Vamos, Nala! ¡Venga, al trasportín! Si no salimos ya para Pet Care vamos a llegar tarde a la cita. ¡Corre! Que seguro te dan tu hueso preferido y, si te portas bien, te prometo juguete nuevo. ¡Para adentro, mi perrita bonita! Además, he quedado con Tomás que vendrá con Oreo y eso nos va a gustar a las dos. Después de la revisión tomaremos un café juntos y podréis jugar. ¡Vamos, al coche! ¡Qué no llegamos!

¡Sube, Oreo! ¡Tenemos que salir ya! A mi no me ladres, ¿eh? Que tenemos que llegar a tiempo para la revisión y luego tendrás tiempo de jugar con Nala. ¡Vamos, chucho! ¡Entra ya! Si luego lo vas a pasar pipa en el parque canino. ¡Al trasportín he dicho! Que luego hemos quedado con Celia y su perrita y seguro lo pasáis genial. ¡Uf, por fin me haces caso! No sabes la suerte que tenemos de que mi mascota bonita y su mascota se gusten tanto como nosotros dos. Quien sabe… quizás en un tiempo podemos formar una familia espectacular.

¡Guau! ¡Guau!

Si te gusta, comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.