MI REFERENTE

MI REFERENTE

Sin haber tenido un referente no ha debido ser fácil.

Criar no una, ni dos sino tres. Iguales, pero distintas.

Llevar una casa, un trabajo y sus turnos.

Y conseguir:

que no faltara el plato en la mesa,

que las crisis no nos llegaran,

que sacáramos carreras, profesiones y provecho.

El esfuerzo conjunto forjó nuestro carácter,

nos disteis las herramientas

y hemos sabido hacer con ellas lo mismo que tú harías.

No había autocuidado, ni culpa. La vida te vino así.

Poco decimos lo que tanto mereces y menos reconocido tanto esfuerzo.

Debo felicitarte por madre, por trabajadora y por ser nuestro referente.


Disparador creativo: mamá

Si te gusta, comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.