MI FINAL

MI FINAL

Ocultó, lúcido, tan mal diagnóstico para vivir a voluntad y sin dilación su limitada historia. No dijo adiós, solo huyó

Mochila cargada y la pasta justa para subsistir. No quiso compañía, llantos ni aflicción a su lado.

Tan solo quiso durar mucho y así viajó al sur, conoció mar y montaña, probó viandas sin juicio y gozó cuanto pudo, narró todas sus historias y así consiguió transformar su infortunio y vivir dichoso hasta su final.

Intuyó su último día y, con folio y lápiz a mano, contó: Fui afortunado y, sin llanto, partí.

Reto de @microrrelatosies más: máximo 100 palabras sin la vocal E

Si te gusta, comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.