HAMBRE

HAMBRE

Me pesa el cuerpo. Necesito comer. No encuentro ningún humano disponible. Tampoco encuentro a nadie de mi especie. Estoy solo. No sé de qué alimentarme. Vago por la ciudad desierta. Necesito sobrevivir. Unirme a la manada. Juntos somos más fuertes. Oigo voces. Gritos. Intento llegar allí. Ando pero no avanzo. Me arrastro. Allí hay comida. Huele. Tengo hambre.

Ahora si. Casi los veo. Son unos cinco. Andan muy rápido. No tengo miedo. Avanzo hacia ellos. Tienen armas. Yo dientes. Me rodean. No se atreven a acercarse. Yo si. Recibo el primer hachazo. Pierdo el brazo izquierdo. No desisto. Doy una dentellada al aire. No me alimento. Enfurecidos los humanos me acechan. Lucho. Son comida. Huelen. Tengo hambre.

Están muy cerca. Agitan sus armas. No me atacan. Ríen. Parece que bailan. Yo avanzo. Intento otro mordisco. Nada. Caigo al suelo. Me patean. Han olvidado el miedo. Yo pierdo una pierna. No me puedo levantar. Van ganando. Repto hacia ellos. Me revuelco. Ellos vitorean. Se sienten vencedores. Es mi última oportunidad. Muerdo carne. Lo saboreo. Ya no estoy solo. No tengo hambre.

**Relato escrito para los Retos de Ludus

Si te gusta, comparte

Un comentario en «HAMBRE»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.