¡HE VIVIDO!

¡HE VIVIDO!

A ti te escribo, a mi yo de dentro de, espero, muchos años que habrá disfrutado cada día como el último, que hizo de la vida su pasión y que dejo libre al corazón.


No te arrepentirás de vivir a tu manera, ni de viajar hasta cuándo ni te lo permitían. El sentir y el querer fueron tu religión y cuando te acerques a ese Dios irás orgullosa y feliz a descansar el cuerpo machacado de todo lo disfrutado.
Tengas grietas en lo pies de recorrer caminos, las piernas moldeadas por cada uno de los pasos dados, la piel curtida por el sol y el viento, y el cabello enredado de no perder ni un segundo en arreglarlo.


Serás fuerte y valiente sin dudarlo y allá en tu lecho final gritarás un: ¡He vivido! generando un eco infinito para que sea por todos recordado.

Nueva participación en la semana de la escritura de @microrrelatosies

Si te gusta, comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.