EN EQUIPO

EN EQUIPO

Érase una vez una jirafa con el cuello corto y un niño descalzo. Ella quería comer pero con sus largas patas no llegaba al suelo y con ese cuello no alcanzaba a los árboles. Él quería conocer todos los rincones de la sabana pero, sin zapatos, no podía andar mucho.

¿Y si nos ayudamos? preguntó Guille—. Yo te doy la comida subido a esta roca y tú me paseas por todos los rincones de la llanura.

Me encanta tu ideadijo ella.

Y, juntos, comprendieron que el trabajo en equipo era el mejor de todos los trabajos.

Si te gusta, comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.